Cómo organizar una boda ibicenca

Boda ibicenca consejos

Cuando leemos boda ibicenca, hay dos conceptos que seguro nos vienen a la mente, y que forman parte del encanto y de la organización de este tipo de bodas: uno es indiscutiblemente el blanco; y el otro, la sencillez.

Estos términos reinan a lo largo de toda la boda ibicenca, logrando recrear este ambiente isleño mediterráneo.

Las bodas ibicencas son más típicas en la playa, pero se pueden realizar en cualquier lugar. Cuidando los detalles, la decoración y el estilismo, se logrará simular el ambiente que queremos conseguir.

Otro punto característico de estas bodas es la informalidad: ni novios ni invitados tienen que ir encorsetados sino que el estilo de vestimenta les deja más libertad para los looks. Eso sí, de blanco todos!

boda ibicenca Finca Buenos Aires

Decoración y ambiente

El estilo de la decoración de una boda ibicenca es también informal y sencillo; sin mucha ornamentación.

Un elemento con el que se puede jugar es con el tul blanco para decorar tanto las sillas como el altar en el momento de la ceremonia; o incluso el comedor para el banquete.

Para complementar podéis añadir algo de vegetación, y que el verde os transporte también a una sensación de tranquilidad y paz.

Otro elemento popular del verano y de una boda ibicenca es la rafia natural, tanto para complementos de invitados como en la decoración.

Las maderas en sus tonos puros pueden ser más elementos de decoración que no desentonan con la temática.

Velas encendidas en el lugar de la celebración darán calidez al evento, que irá aumentando conforme vaya pasando el día. Combinando velas de distintos tamaños se logrará romper el clasicismo de una boda más formal hacia otra más romántica informal.

boda ibicenca Finca La Ribera 2

Durante el banquete o para después, amenizará mucho la música en vivo con distintos estilos dependiendo del momento en el que se desee que toquen.

Complementos decorativos como las antorchas pueden ayudar a crear ese ambiente íntimo y sencillo, sin necesidad de recargar la decoración con muchos más elementos.

Si la boda es por la tarde, cayendo el sol, podéis marcar el camino hacia el altar con antorchas.

Los farolillos son otras piezas con las que podéis jugar para decorar y rellenar el espacio.

Los invitados

Los invitados tienen que ir de blanco, también de estilo informal, como manda el protocolo de una boda estilo ibicenco.

Al finalizar la boda, en lugar de arroz los invitados pueden arrojar pétalos o más original, pompas de jabón.  

boda estilo ibicenca

Los novios

Los tejidos para los trajes y vestidos de boda que encajan con el estilo ibicenco son ligeros como el lino o el algodón; los más recomendables. Si la novia quiere algo más elaborado, el crochet o la puntilla son otros tejidos que casan perfectamente con una boda de estas características. Si hace algo de aire, una chaquetilla o fular de ganchillo es el mejor aliado. También para las novias ibicencas, un traje de novia de dos piezas que están tan de moda puede quedar perfecto. 

El clasicismo queda apartado en una boda ibicenca, por lo que los novios irán con un toque más bohemio.

Si la novia quiere llevar tocado, recomendamos uno de red, ligero, y que puede evocar al mundo del mar, de los pescadores… El peinado puede ser una trenza informal, por ejemplo, con adornos; o una corona de flores a juego con el ramo. 

En cuanto a los zapatos, admite una gran variedad de calzado más informal como unas cuñas; o incluso puedes ir descalza. No por el hecho de no ser un zapato clásico quiere decir que no haya cuñas apropiadas para una novia: los hay por ejemplo de ganchillo blanco muy bonitos y adecuados para la ocasión.  

vestido boda ibicenca

Existen también adornos para los pies, por si no quieres ir descalza completamente: como pulseras con abalorios marinos; o unas sandalias para pies descalzos, que están elaboradas generalmente de ganchillo, encaje, rejilla… Las pulseras de tamaño maxi para el pie pueden darte un toque original, como coronas de flores que adornen nuestros tobillos o algunas más elaboradas con joyas y piedras.

Respecto al ramo, este puede ser con adornos marineros en lugar de uno de flores naturales; o ramos de novia muy sencillos con algo de color, para destacar sobre el blanco del ambiente general.

Para la ceremonia, el ritual de la arena puede ser el más indicado para una boda ibicenca; en lugar de arras.

En Madrid, podréis celebrar una boda ibicenca en fincas como Finca los Cotos, La Ribera 2 o Buenos Aires. Podrás recrear todo este ambiente en un lugar especial a través de una decoración y mobiliario adecuados.  

boda ibicenca

boda ibicenca

vestido boda ibicenca

vestido boda ibicenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog donde encontrarás lo último sobre el mundo de las bodas