¿Cómo podéis preparar vuestra piel para la boda?

El cuidado de la piel es algo que hay que trabajar todos los días y más aún si tenéis un evento tan importante por delante como es el día de la boda. Un día en el que querréis estar radiantes, guapos, saludables, felices y que se refleje en vuestra piel.

Por este motivo, esta semana hemos ido a visitar a Lucía Jiménez. Hemos querido ponernos en las manos de esta excelente profesional para mimarnos un poco y aprender un poquito más sobre el cuidado de la piel. Ha sido la excusa perfecta para ahora hablaros de cómo podemos cuidar nuestra piel, qué hábitos hay que cambiar, consejos, truquitos, etc.

Después de hablar con ella y probar uno de sus tratamientos de belleza nos hemos quedado encantadas. Ojalá os guste lo que os vamos a contar y os anime para cuidaros un poquito más y mejor. Sin duda este tema lo volveremos a tratar en unas semanas para incluir otros tratamientos, hablar de cuidados para el pelo, maquillaje… pero hoy hablamos de la piel y de los cuidados más básicos para empezar a mimarla como se merece.

Lo primero que nos ha quedado claro es que la higiene en la piel es imprescindible para conseguir que esté sana y saludable. Y no una limpieza cualquiera, lo más apropiado es hacerse una doble limpieza. Pero ¿en qué consiste la doble limpieza?:

1) Utilizar un prelimpiador: su función es quitar la suciedad que se deposita en la piel (maquillaje, contaminación, etc.) Nos dejará la piel preparada para el limpiador ya que su textura es oleosa (como la piel está formada de agua y grasa esta textura podrá ayudarnos a limpiar mejor la suciedad).

2) Limpiador. Es clave elegir un buen limpiador, uno que se adapte y sea el apropiado para tu piel de ahí que lo que te recomendamos es que te realicen un diagnostico facial, que analicen tu piel y estilo de vida. Hay infinidad de texturas y con diferentes ingredientes para cada limpiador y no a todas las pieles le sienta bien el mismo.

¿Cuándo tenéis que hacer esa limpieza? La higiene de la piel se debería realizar por la mañana y por la noche. La noche es más importante ya es un periodo de tiempo más amplio por lo que la piel puede repararse y regenerarse mejor.

¿Cómo preparar la piel para tu boda?

Si lo que ahora más os interesa es tener la piel lista para vuestra boda tos aconsejamos que:

1) Os hagáis un diagnóstico por un profesional: tiene que conocer vuestra rutina diaria de productos cosméticos, estilo de vida que tanto condiciona la piel (sueño, alimentación, trabajo…).

2) Comenzaréis a trabajar con una buena higiene, doble limpieza (prelimpiador y el limpiador indicado para tu piel), tónico, exfoliación, hidratación y protección.
Para Lucía Jiménez estos son los pasos esenciales para lucir una piel radiante:
– Limpiar
– Exfoliar
– Tonificar
– Hidratar
– Proteger (filtro solar)

Por la noche, también es fundamental aportar vitaminas hidrosolubles y liposolubles para dar a la piel todas las vitaminas que necesita para estar radiante.
Además, nos aconseja hacer una visita al mes a un profesional para que nos realice un masaje facial profundo con otros ingredientes con más actividad y que nos ayuden a mantener la piel a raya.

¿Y el resto del cuerpo?
La piel del cuerpo no se diferencia de la de la cara pero sí es verdad que como la cubrimos con ropa gran parte del tiempo recibe menos agresiones externas. Esa piel sufre de otra manera: las duchas, los baños, el verano, los cambios de peso, las hormonas… infinidad de pequeños cambios que vamos notando con el paso del tiempo. De ahí que sea necesaria exfoliarla, hidratarla y nutrirla porque cuando los niveles de hidratación y nutrición son adecuados la sensación de bienestar es increíble.

Y ahora nos centramos en las mujeres (aunque también sabemos que sois muchos chicos los que nos leéis): ¿que nos sucede a las mujeres? Las hormonas… ¡dichosas hormonas que tan malas pasadas nos juegan! En algunos casos solo conseguimos estar bien una semana al mes… Pero afortunadamente, todo esto lo podemos tratar con diferentes terapias manuales con aparatología.

Hay infinidad de tratamientos y de posibilidades para estar perfectas pero siempre (y en esto hace mucho hincapié Lucía) hay que ponerse en manos de un profesional.
¿A quién no le gusta recibir un buen masaje? ¿No es uno de esos grandes placeres de la vida? Para nosotras desde luego sí ¡aporta tanto! Y si además nos enteramos que una hora de masaje consigue efectos maravillosos en nuestra mente y en nuestra piel, aumentan los niveles de las endorfinas, nos sentimos felices, mejoramos la autoestima… ¡Ya no tenemos excusas!

Pero no olvidéis que cada masaje se utiliza para tratar un problema distinto. Por ejemplo:
– Un buen drenaje linfático manual es lo más indicado cuando estamos hinchadas, tenemos dolor de piernas, etc.
– Un masaje circulatorio es perfecto para estimular la circulación sanguínea y evitar ese dolor de piernas y sobre todo prevenir la celulitis.
– El Masaje moldeante, combinado con aparatología, tiene multitud de posibilidades para conseguir grandes resultados y podernos sentirnos bien cada día.

Seguiremos contándoos más cositas sobre la piel y los cuidados que necesita durante estos meses previos a vuestra boda. Por favor, ante todo recordad que es clave ponerse en manos de un profesional y elegir los productos más apropiados para nuestro tipo de piel, no valen todos y tampoco que tengan un precio elevado será garantía de que serán mejor para nuestra piel.

Os dejamos los datos de contacto de Lucía Jiménez por si queréis poneros en contacto con ellos
Lucía Jiménez: 659 027667 // ljluciajimenez@gmail.com

También podéis pasaros por su centro situado en Torrejón de Velasco (Madrid). Después de la experiencia de esta semana nosotras repetiremos en unas semanas y, por supuesto, os lo contaremos en el blog.

¡Feliz semana! y para los que tenéis la suerte de iros de puente: ¡disfrutadlo por nosotras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog donde encontrarás lo último sobre el mundo de las bodas