CLOSE
Los 8 "no rotundos" de una invitada - Blog de INbodas

Los 8 “no rotundos” de una invitada

28/11/2016

El día de tu boda tu mayor deseo es que todo salga perfecto y muchas veces así será pero nunca falta que suceda algo inesperado, ese detalle que hará que pases un momento de “trágame tierra” y puede ser que sea a consecuencia de una de tus invitadas. Una invitada que se tomó muy livianamente el Dress Code (esto trata de una serie de reglas adoptadas socialmente, que determinan la manera más apropiada para vestirse en determinadas situaciones) que indicaba la invitación y no llegue vestida como dictaminaba ésta.

Para evitar que hagas pasar ese bochorno a los novios y especialmente a la novia, te daré algunos NO ROTUNDOS que debes considerar ese día.

1.- En una boda de día no se lleva jamás vestimenta de grandes dimensiones con bordados de piedras y brillos opulentos o excesivos.

2.- Si la ceremonia es en la playa jamás se deben llevar atuendos de terciopelo o satín brillante. Tampoco uses zapatos de tacón alto, usa unas elegantes y cómodas sandalias bajas.

3.- En ninguno de los dos tipos de ceremonias puedes usar prendas demasiado escotadas, vestidos demasiado cortos o vestidos con apertura de que dejen ver mucha pierna, pues dan una imagen inadecuada para la ocasión.

4.- Nunca hay que llevar vestidos blancos ni de colores demasiado claros (a menos que el Dress Code sea ése), recuerda que SÓLO la novia va de blanco.

5.- En ninguna boda tienes que llevar tus accesorios del diario, como por ejemplo el reloj que usas de tu novio porque estaba viejo o a mal traer, ponte joyas discretas y finas.

6.- Boda en la playa jamás tocados, solamente grandes pamelas y muy simples.

7.- Evita usar bolsos de grandes dimensiones. Usa el clásico clutch y que éste sea acorde a tus zapatos.

8.- Si la ceremonia es de tarde y refresca la noche, ni pienses en ponerte un yérsey, ponte un elegante chal o una chaquetita liviana de tela de calidad.

Recuerda que te han invitado a una boda y la ocasión amerita preocupación, elegancia y comodidad además de vestir a tu propio estilo, pero no por eso no debes estar bien presentada. No debes ser la menos arreglada, pero tampoco quieres destacar mucho: la novia debe ser la protagonista del día.

Además, necesitas que tu traje sea elegante y sofisticado, pero sin dejar de lado tu personalidad. Antes que todo, debes averiguar si los novios han indicado algo acerca de la etiqueta que debe llevarse en el día de su boda. Porque imagina que el novio se presenta en vaqueros y tú llevas un vestido hasta los pies y llena de pedrerías… ¡Debes vestir como los novios quieran! Otro consejo: no te dejes llevar por las apariencias. No porque una boda sea civil se debe ir menos arreglada que si la boda es por la Iglesia, siempre una boda es sinónimo de elegancia. Destácate por eso, no por lo contrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *