CLOSE
Ya te casaste y ahora se trata de que todo sea de a dos ¡Supera los obstáculos! - Blog de INbodas

Ya te casaste y ahora se trata de que todo sea de a dos ¡Supera los obstáculos!

08/06/2017

El comenzar una nueva vida con otra persona puede ser muy excitante porque comienzas a experimentar un nuevo estilo de vida donde ya no piensas en unitario; pero esto no se logra de la noche a la mañana, se requiere de paciencia y de la palabra clave: sacrificio, pues el éxito de un matrimonio radica en entender a la otra persona y estar dispuesto a ceder un poco para el bienestar de ambos.

Vivir con otro, y más si estáis enamorados os mostrará lo bonito que resulta compartir la alegría por los logros cumplidos, contar con apoyo, y luchar para que tanto tus metas como las de él o ella, se realicen.

No olvides que aunque suene repetitivo, la clave es la comunicación. Definitivamente lo más importante es comunicarte, hacerle saber a él o ella lo que te gusta y lo que te molesta. Nada más ‘tensionante’ en una relación es un problema del que siempre se evita hablar.

Además recuerda que los besos, las caricias y los gestos son otra manera de decirle “Te amo” o “Te estoy queriendo a pesar de…”, por lo tanto ¡Que nunca falten!

Te en cuenta los siguientes consejos que te permitirán no sólo sobrellevar los problemas sino fortalecer la relación.

1.- Apoyaos el uno al otro en público, esto os dará seguridad. Sed cómplices y brindaos compañía. Además de amantes sed amigos y contaos las cosas positivas y negativas que pasan en vuestras vidas.

2.- Sorprendeos con pequeños detalles, una carta escondida, una cena especial, su dulce favorito, una foto de los dos, una invitación a cine o teatro. Saludaos todas las mañanas cariñosamente, como si os acabarais de encontrar y despedíos con un beso cada vez que alguno salga de casa. Celebrad vuestros  cumpleaños mutuamente, el día de vuestro aniversario, y las fechas que sean importantes. Otro aspecto que os hará sentir más unidos es llevar tu anillo de bodas siempre, esto te dará confianza en el amor de tu pareja.

3.- Cuando convivís os conocéis tan bien que sabéis exactamente lo que más le puede doler al otro. Pero nunca uséis esa parte vulnerable para lastimaros o heriros pues una vez se cruza la línea del respeto será muy difícil echar para atrás. Mejor respira profundo y piensa cuanto os amáis antes de empezar una discusión.

4.- Escucha sus problemas y quejas, trata de entender por qué le molesta que tú dejes dormir al perro en la cama, cede un poco pero dale a entender que él o ella debe hacer lo mismo cuando algo te molesta. Pues el matrimonio no es una lucha de poderes y no se hace siempre lo que el otro diga.

5.- Admitid cuando estéis equivocados, recordad que ninguno es perfecto. Si sabes que cometiste un error remédialo y no lo vuelvas hacer, pero hazle saber a tu compañero o compañera que sientes arrepentimiento por haberlo hecho mal.

6.- Uno de los aspectos más difíciles de la vida en pareja puede ser el manejo del dinero mutuo. Lo ideal es ser responsables y comprometidos con las cuentas del hogar para que todo esté claro, es indispensable dividirse los gastos de acuerdo con los ingresos de ambos.

7.- Nada de recordar o echar en cara lo que él o ella te hizo antes, y si has perdonado, debes tener claro que es un tema superado. Y si fue otra persona quien te lastimó recuerda que no todas las personas son iguales.

8.- Un error común es pensar que porque ya estáis en confianza y en casa no hay motivo para arreglarse. Como ya no están de conquista las personas tienden a descuidar la apariencia. Error fatal porque el sex appeal se anula por completo. No permitáis veros desarreglados, aunque vais a vivir juntos recordad que vuestra imagen es importante también.

Por otro lado, mantened ordenado vuestro espacio, y promoved la limpieza, algo que también contribuye a la sanidad mental que otorga el entorno donde vivís.

9.- Tomad decisiones en pareja y para vuestro futuro, esto os ayudará a manteneros juntos. Además permitíos momentos de romance como compartir una canción, un lugar, unas palabras claves, eso os hará cómplices. Salid una vez a la semana a haced un plan diferente, pero los dos solos. Aunque es importante la privacidad que da esos momentos juntos, también es importante no dejar de lado a los amigos y tened momentos de independencia.

Creo que con estos sencillos consejos, que son muy fáciles de cumplir, tendréis un matrimonio que durará por siempre y feliz. Recordad que siempre habrá algún obstáculo que superar, pero de los dos depende que de ellos salgan fortalecidos y más experimentados. Esa es la vida de casados, todo de a dos ¡“en las buenas y en las malas”!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *