Como ya sabéis hemos empezado la semana haciendo visitas a las Fincas y una de ellas nos dio que pensar y nos animó a escribir este post.

Tuvimos una cita en la Finca Buenos Aires, con una pareja muy simpática, que tenían muchísima ilusión de venir porque con todo esto del estado de alarma tuvimos que cancelar en varias ocasiones.

Al principio cuando nos conocimos fue un poco raro, con las mascarillas, sin poder darnos las manos, ni dos besos, manteniendo la distancia de seguridad, primero pasaba uno y luego el otro, en fin, una situación a la que no estamos acostumbrados.

Pero en cuanto llevábamos unos minutos caminando por la Finca Buenos Aires ya nos empezamos a relajar y a tomar la situación como normal, cada uno con su mascarilla y con esa distancia de seguridad y tenemos que tomarla así, no podemos permitir dejar de disfrutar de determinas situaciones o momentos por tener que tomar unas medidas a las que no estábamos acostumbrados. ¡¡Se toman y seguimos!!

Y eso fue lo que hicimos, los novios empezaron a visitar la Finca y la verdad que la magia que tiene la Finca Buenos Aires y sus alrededores. Es es una Finca con encanto para celebrar bodas; con esa casa colonial de principios de siglo XX, con esos paisajes tan bonitos y los diferentes ambientes que tiene la finca, hicieron que se pudieran imaginar su boda ideal y dejaran de pensar por un momento en todo lo que estamos viviendo ahora y pudieron trasladarse a ese día tan especial.

Pero entonces hablando entre ellos les surgió la duda, ¿¿boda de día o boda de noche?? El momento mágico se rompió, porque cada uno decía una cosa (seguro que más de uno se siente identificado) y entonces es cuando nos miran a nosotros y no sabemos que decir porque no quieres formar parte de su decisión, lo tienen que decidir los novios, pero algo tienes que decir.

Así que les contamos las ventajas y desventajas de cada una de ellas. Realmente no hay ninguna desventaja, es una cuestión de gustos y preferencias y sobre todo de la época del año.
Porque claro hacer una boda de día en pleno mes de agosto, no tiene mucho sentido porque se te derriten los invitados. Y si tienes muchos invitados mayores seguramente no aguanten muchas horas, y por el contrario si la mayoría de los invitados son jóvenes aguantaran todo y no querrán parar la celebración.

Las bodas de noche tienen su encanto y su magia, puedes jugar con la decoración de luces, puede quedar muy idílico sobre todo si es en verano, también es cierto que suelen durar un poco menos que las de día y prolongarse hasta la madrugada. Las novias suelen tener más tiempo para prepararse ya que no tienes que madrugar como en las de día, pero bueno como al final estas nerviosa te sueles levantar temprano. Las noches de verano tienen su encanto como todos sabemos.

Las bodas de día es otro planteamiento, son bodas que duran mucho y es verdad que cada vez la gente apuesta mas por ellas, porque quieren que un día tan especial dure lo máximo posible y también apuestan por otras fechas no tan solicitadas como pueden ser Febrero y Marzo, porque aparte de que los precios suelen ser mejores, pueden invertir en más cosas y detalles. Además cada vez las fincas están mas acondicionadas para que el factor clima no te afecte

Hay días de invierno, soleados que son una gozada tomarse el aperitivo al sol y sino siempre nos quedaran las carpas o salones interiores que con una decoración y ambientes diferentes no echaras de menos nada.

Al contarles todo esto, lo tuvieron mas claro y decidieron que su boda seria de día porque habían esperado mucho y querían que fuera el día mas especial y largo porque todos sus amigos casados les habían dicho que pasa volando.

Hoy hemos querido compartir esta historia porque muchos de vosotros que tenéis citas en estos días y seguro que os surgen estas dudas, seguro que os pueden ayudar estas experiencias de otros novios.
Intentaremos compartir este tipo de relatos que seguro mas de uno os habéis visto en una situación similar y siempre nos ayuda ver las cosas desde otros puntos de vista.

¿Y a vosotros que os gusta más boda de día o boda de noche?